Nuestra metodología de trabajo


Nuestro enfoque metodológico se centra no sobre la lengua que se enseña sino sobre el alumno que trata de aprenderla, haciendo de sus motivaciones la base y el punto de partida de nuestra metodología.

Los esfuerzos de nuestro profesorado se orientan primordialmente en posibilitar al alumno el uso práctico de la lengua. Para ello, el profesorado procurará dirigirse a los alumnos enviando mensajes adecuados a su edad, enriqueciéndolos con gestos, entonación, redundancia, etc. para así facilitar la comprensión del mensaje e implicar a los alumnos en situaciones reales de comunicación.

¿Cómo enseñar una lengua extranjera?


Entendida así la enseñanza de una lengua extranjera, los objetivos a conseguir son los siguientes:

  • Participación activa, a partir de intereses que estimulen el aprendizaje.
  • El alumno ha de sentirse protagonista al realizar actividades que responden a unas necesidades concretas de comunicación.
  • Comprobación inmediata del uso del idioma que están aprendiendo.
  • Posibilitar la creatividad y el dinamismo que caracteriza a todas las lenguas.

Además, si tenemos en cuenta el hecho de que la participación en toda actividad supone, por parte del alumno, un esfuerzo, hemos de procurar que las actividades programadas sean amenas, concretas y sencillas; respondiendo a las necesidades de comunicación, base de nuestra metodología y basadas en los contenidos estipulados propios de cada etapa CEFR. De esta forma pretendemos consolidar el proceso de aprendizaje para llegar a alcanzar el bilingüismo en la lengua a aprender.